Keanu Reeves : elige bien tu camino de vida

Keanu Reeves sobre la vida

Seguro que conoces a Keanu Reeves. Tal vez tras leer este artículo te des cuenta que no, o al menos, no tanto como pensabas. Sólo conoces su labor profesional, llena de glamour y éxito…pero la vida no tiene porqué ser fácil para una estrella.

Sin embargo, nunca veremos en él una queja o un desplante. Si sigues leyendo verás que aunque la vida no sea un camino de rosas ( en principio no lo es para nadie ) hay dos actitudes en la vida: luchar por pasar todos los problemas dignamente o dejarse vencer por el desánimo. ¿Cuál eliges tú?

Ahora que muchos jóvenes, posiblemente es tu caso, se encuentran decidiendo su futuro profesional, realizando los exámenes de selectividad ( MUCHA SUERTE, aunque para estudiar cine no necesitas selectividad ), es buen momento para pararse a pensar qué camino elegir en la vida…porque es para toda tu vida y conviene decidir bien.

Keanu Reeves escribió esto:

“Mucha gente me conoce, pero no sabe mi historia. A los 3 años vi a mi padre marcharse. Fui a cuatro escuelas diferentes y luché contra mi dislexia, haciendo mi educación más complicada. A los 23 años, mi amigo más cercano, River Phoenix, murió por sobredosis de droga. En 1998 conocí a Jennifer Syme. Nos enamoramos rápidamente y en 1999 se quedó embarazada de nuestra hija. Lamentablemente, después de ocho meses, nuestro bebé nació muerto. Estábamos devastados por la pérdida y esto terminó con nuestra relación. 18 meses después, Jennifer murió en un accidente de coche. Desde entonces evito relaciones serias y tener hijos.

Mi hermana pequeña tuvo leucemia. Hoy está curada y doné el 70% de mis ganancias de Matrix a los hospitales que tratan esa enfermedad. Soy la única estrella de Hollywood sin mansión. No tengo guardaespaldas y no llevo ropa cara. Aunque estoy valorado en 100 millones de dólares, ¡ sigo usando el metro y me encanta ! 

La madre de un amigo ha comido sano toda su vida. Nunca ha consumido alcohol o comida basura; hace ejercicio todos los días, era muy ágil y activa, ingirió todos los suplementos sugeridos por su doctor, nunca tomó el sol sin protector solar y cuando lo hizo fue por el período más corto posible; así que prácticamente cuidó su salud al máximo. Ahora tiene 76 años y cáncer de piel, cáncer de médula ósea y osteoporosis.

El padre de otro amigo come tocino, mantequilla, grasa y nunca hace ejercicio; tomaba sol y se quemaba todos los veranos ( básicamente, decidió vivir la vida al máximo y no como otros le decían ). Ahora, tiene 81 años y los médicos dicen que su salud es la de una persona joven.

Las personas no pueden esconderse de su veneno. Está por ahí y te encontrará, las palabras de la madre de mi amigo fueron estas: ‘si yo hubiera sabido que mi vida iba a terminar de esta manera hubiese vivido más y disfrutado todo plenamente’.

Ninguno de nosotros saldrá de aquí con vida, así que por favor deja de tratarte mal hasta con los pensamientos. Come la comida que te gusta. Camina al sol. Salta en el mar. Ofrece la verdad que llevas en tu corazón como un tesoro escondido. Sé tonto. Sé amable. Sé raro. No hay tiempo para nada más.

Al final, creo que todos podemos coincidir en que, incluso en la tragedia, una persona puede prosperar. No importa lo que esté pasando en tu vida, ¡ puedes superarlo ! Merece la pena vivir la vida”.

En un artículo anterior y a propósito de Sylvester Stallone ya tratamos este tema, pero ahora es el momento perfecto para volver sobre ello.

Creemos que nuestra vida es la más compleja del mundo. Tenemos que tomar decisiones en las que nos jugamos el futuro y son trascendentes, como puede ser ahora mismo. Por eso, tal vez lo mejor, es seguir tu corazón. Él te puede guiar a elegir lo que tu más deseas y a vivir una vida plenamente.

El mundo del cine, o de la televisión, no es fácil. No hay nada en este mundo fácil ( es más ahora la industria audiovisual está mejor que nunca en Madrid ). Mucha gente te dirá que es una locura estudiar cine, pero lo que es verdaderamente una locura es decidir pasar toda tu vida estudiando y trabajando en algo que no te interesa aunque te cuenten la gran mentira de que tiene muchas salidas profesionales. Pero aquellos que tenemos claro cuál es nuestro sueño y que lo perseguimos con constancia sabemos que hay pocas profesiones más gratificantes que las que existen en la industria audiovisual.

Tal vez en un futuro seas como Keanu Reeves y puedas contar a los demás cómo superaste todos tus problemas gracias a que había algo más fuerte que el miedo: tu pasión por vivir una vida de cine.

Y recuerda, las casualidades no existen. Si te encuentras leyendo este artículo hay un motivo. En Septima Ars te ayudamos a cumplir sueños.