¡¡ Papá, quiero estudiar cine !! No hijo, mejor estudia ADE

Matar a un ruiseñor

Eres padre. Te preocupan tus hijos. Te preocupa su futuro. Lo entendemos, también quienes trabajamos en Septima Ars somos padres.

Tu hijo no se despega del televisor, va al cine con sus amigos a menudo y ¡ oh cielos ! ¡ Quiere hacer películas ! ¿Por qué no quiere ser ingeniero, físico, ADE o biotecnólogo como el vecino del sexto?

Muchos padres aún piensan que no es digno trabajar en el medio audiovisual. Que no es digno estudiar profesiones que, por sus características, no se pueden estudiar en la universidad. Que sólo es digno ser médico, arquitecto o ingeniero…

Pero ¿no es digno aquello que produce la felicidad de tus hijos? ¿Aquello con lo que podrán orgullosos ganarse la vida?

¿Te has planteado si su futuro puede ser escribir guiones, producir películas, dar color a las imágenes, iluminar la escena, crear los decorados o tantas otras profesiones artísticas ?

Detrás de cada película, programa de televisión, capítulo de serie, reportaje de las noticias o documental hay muchos profesionales dignos, orgullosos de su trabajo. No son comunicadores audiovisuales. Son operadores de cámara, iluminadores, atrecistas, realizadores, regidores, guionistas, editores, sonidistas

¡ Ah sí ! Los que salen en esos títulos de crédito que a nadie da tiempo a leer o que nadie lee en el cine porque ya han encendido las luces…Sí, todos esos.

El medio audiovisual, como todos, sufre un periodo de crisis y sin embargo es actualmente uno de los pocos sectores que genera empleo de forma constante. Tras cada película hay una media de 100 personas trabajando, cada programa de televisión una media de 50. Por supuesto alguna superproducción alcanza las 1000. ¿Cuántas empresas en España dan empleo a 100 personas?

Este pasado año la industria audiovisual llegó al 4,1% de nuestro PIB en la Comunidad de Madrid cuando era el 1,6% hace 10 años. Y todo ello en un momento de evidente crisis económica.

Me gustaría hacerte reflexionar y visualizar el futuro de tus hijos. Como padre, arquitecto que nunca ejerció su digna profesión pese a tener su precioso título universitario y, sin embargo, orgulloso y digno profesional del medio audiovisual en el que trabajo enseñando a jóvenes a ser profesionales y ganarse la vida dignamente desde hace 25 años sólo puedo decirte una cosa: tu hijo no será feliz, ni digno, ni orgulloso si no dedica su vida a aquello que le apasiona, sea lo que sea. Te lo digo por experiencia, como hijo y como padre.

Si lo deseas puedes hablar conmigo directamente llamando al 914577973 o al 914572311 o incluso viniendo a la escuela estaré encantado de contarte mi propia experiencia.

Puede que al principio sea duro cambiar nuestra forma de pensar, pero ¿ver feliz a tu hijo cada día no lo compensa?

Fernando Sánchez-Bayo