8 Series que no conoces y no podrás parar de recomendar

Series de televisión

Hace años que un profesor de realización de televisión nos dijo en clase “El mejor cine se hace ahora en televisión”. Tal vez por esto el auge día a día de las series televisivas cada vez con mejores guiones y más cuidadas imágenes.

Hoy en el Confidencial.com Aloña Fernández Larrechi nos recomienda ver 8 series de las cuales no había oído hablar y mira que bebo en las fuentes de Hulu y sitios similares, excepción hecha de los 100 que sí conocía. No sé en qué fuentes bebe esta chica pero me ha dejado intrigado y con ganas de buscarlas por la red, así que aquí os pongo su artículo para que vosotros mismos decidáis si verlas y recomendarlas.

“La faceta más social del amante de las series, al igual que la del cinéfilo o la del fan de la lectura, tiene dos aspectos muy característicos: por un lado, disfruta hablando con sus iguales sobre las producciones que ven, intercambiando sus puntos de vista y compartiendo sus opiniones. Por otro, ansía encontrar series poco conocidas y merecedoras de sesudas disertaciones que, tras recomendárselas a su círculo más íntimo de amigos seriéfilos, le proporcionen reconocimiento entre los mismos.

A pesar de que estos comportamientos evidencian un ‘ligero’ egoísmo, en realidad contribuyen a propagar la existencia de series que merecen ser vistas y disfrutadas, aunque no acaparen grandes titulares ni vengan precedidas de agotadoras campañas de promoción. Para contribuir a estas costumbres tan sanas, quedan aquí ocho recomendaciones, convenientemente acompañadas de su público objetivo más idóneo y los espectadores a los que puede producir alergia. Para disfrutar primero de grandes historias frente a la pequeña pantalla y posteriormente recomendarlas a nuestro círculo más seriéfilo y exigente.

1. Man Seeking Woman

Para ese primo en el que la familia había depositado todas las esperanzas de boda y que ahora trata de sobrellevar la soltería sin sucumbir a los locos emparejamientos de su madre y sus hermanas.

La adaptación de Simon Rich de su libro The Last Gilfriend on Earth es una producción muy masculina que cuenta, con grandes dosis de surrealismo, el intento de un joven por sobrevivir a una dolorosa ruptura sentimental. Y lo hace desde el interior del hombre abandonado, que tiene pesadillas con la desaparición de su miembro más preciado y convoca gabinetes de crisis para escribir un mensaje de texto a una posible cita. Incómoda y políticamente incorrecta, consigue sorprender por su capacidad para ser franca y parecerse a la realidad de lo que podríamos pensar.

No indicada para feministas ni espectadores de moral rigurosa.

2. State of Play

Para tu amigo periodista, ejerza o no, que se atrevió a encumbrar The Newsroom por el simple hecho de estar firmada por Sorkin, sin ser capaz de reconocer el maloliente idealismo que destilaba la serie en cada secuencia.

En 2009 Russell Crowe y Ben Affleck se atrevieron a atropellar la creación de Paul Abbott que seis años antes la BBC había llevado a la televisión. Qué mejor forma de redimirnos de semejante pérdida de tiempo que disfrutar de la apasionante miniserie de seis episodios que arranca con dos asesinatos sin conexión aparente y se adentra, con el paso de los minutos, en un interesantethriller político. Y donde hay política hay periodistas, y ahí estará la redacción de Herald, encabezada por el veterano Cameron Foster, dispuesta a poner patas arriba Westminster, haciendo tambalearse las relaciones entre la prensa y el poder.

No indicada para plumillas de corazón sensible…”

Leer el artículo entero De Uncle a Justified: Ocho series que no conoces y no podrás parar de recomendar